Conocimiento de las leyes que rigen la mente (3)

Rosa Díaz Outeiriño

(Viene del número anterior)

Hoy los científicos están llegando a la conclusión de que el Universo se parece más a un gran pensamiento que a una gran máquina.

No podríamos introducirnos en el estudio de “La estructuración Angelical de las formas”; sin antes, recordar la gran verdad contenida en el conocido axioma de Platón:
“EL UNIVERSO ES GEOMETRICO Y MATEMATICO”

El pensamiento es la fuerza más poderosa del Universo y el ser humano posee ese gran poder.

Y entre estos científicos destaca James Hopwood Jeans. Astrónomo inglés, fue un conocido físico y matemático por sus múltiples aportaciones a las Cosmología y  a la Física Cuántica; y por sus libros de divulgación científica.

Expresó: Sólo un matemático tiene la esperanza de que una vez comprendido las ramas de la ciencia que revela los secretos del cosmos: la teoría de la relatividad, teoría cuántica y la mecánica ondulatoria.

“El curso del Universo se dirige hacia una realidad no mecanicista; el Universo empieza a parecerse más a un enorme pensamiento que a una gran máquina.  La mente ya no parece ser solo una intrusa accidental en el reino de la materia. Deberíamos quizás de venerarla como la creadora y gobernadora del reino de la materia.  Supérenlo y acepten la irrefutable conclusión: “El Universo es inmaterial, mental y espiritual”

Los pensamientos son energía en movimiento, con una velocidad superior a la velocidad de la luz y que afectan a quienes van dirigidos, cuando estos vibran en la misma frecuencia; por lo tanto, hacemos mucho bien o mal con nuestros pensamientos, porque producen lo que pensamos. 

Todo pensamiento que se le da cabida en la mente se fortalece; mientras que si no se le da cabida se debilita.  Con lo cual, atraemos a nuestra vida aquello que deseamos o tememos.

Uno de los fundadores del pensamiento positivo fue Emilio Coué (1857 - 1926) farmacéutico y médico psiquiatra en Troyes (Francia).  Durante la primera guerra mundial sufrió la carencia de drogas básicas para preparar sus recetas magistrales.  Ante esto decide no decirle a sus pacientes lo que estaba sucediendo y decidió probar con placebos, esperanzado en solucionar pronto el problema de abastecimiento, pero tardó más de lo que el se imaginaba. Y todo este tiempo fue el que le dio la oportunidad de observación de que muchos de sus pacientes se habían recuperado con el poder de su mente.

A partir de esta observación comenzó a investigar el poder de la mente para sanar el cuerpo. Observando de que las recomendaciones con que acompañaba a los medicamentos que vendía a los enfermos tenían tanta o más importancia como la medicación en sí.  Sabía hallar las palabras capaces de centuplicar el efecto de jarabes y píldoras.

Fue también, el gran descubridor del efecto placebo (la acción positiva de un medicamento sin principio activo sobre el organismo humano).

Coué comprobando el efecto casi milagroso de sus palabras sobre la mejoría de sus pacientes, se lanzó a una serie de conferencias por toda Francia, perfeccionando un método que habría de hacerle célebre.

Su  método se resume en unas pocas palabras: "TODOS LOS DIAS MIRE POR DONDE LO MIRE VOY MEJORANDO”

Pero, recomendaba  repetirlo todas las mañanas al despertarse y todas las noches al acostarse, se cierran los ojos y se repiten 20 veces. En su opinión el hecho de repetirse los términos "lo mire por donde lo mire, permitirá influir tanto en lo físico como en lo mental.

Obteniendo buenos resultados, inició sesiones curativas en su casa.  Y Coué decía: "yo  no impongo nada a nadie, simplemente ayudo a que todos hagan lo que desean hacer, pero que se creen incapaces de hacerlo"

Y continua diciendo: "yo no soy quien actúa, sino que lo hace una fuerza que existe en ellos y de la cual les enseño a servirse".

En su obra “El dominio de si mismo" dice: "Ten la certeza de obtener lo que procuras y lo obtendrás, con tal de que eso sea razonable". A partir  de esta observación comenzó a investigar el poder de la mente para sanar el cuerpo.  Y sus investigaciones  dieron lugar a 3 leyes para comprender mejor el poder de la mente:

Emilio  Coué  presenta 3 leyes:


  • Ley  de atención sostenida
  • Ley de esfuerzo reversible
  • Ley del afecto dominante

1-LEY DE ATENCIÓN SOSTENIDA, dice: Cuando una persona concentra su atención en una idea o pensamiento tiende a realizarse de forma espontánea.

2-LEY DE ESFUERZO REVERSIBLE, dice: Cuando el estado mental es tal que se piensa “me gustaría hacer esto, pero no puedo”, cuanto más intente realizarlo menos posible será llevarlo a cabo, aunque tenga muchas ganas de hacerlo.  Es lo que se llama la “imaginación temerosa”

3-LEY DEL AFECTO DOMINANTE, dice: Una emoción fuerte siempre tiende a reemplazar a una emoción débil.  Una emoción asociada a una sugestión hará que esta sea más efectiva y predominará sobre cualquier otra sugestión que se encuentre en la mente en ese momento.

CONSECUENCIAS DE LAS LEYES DE COUE


  • En un conflicto entre la voluntad y la imaginación, esta última siempre tenderá a anular todo el esfuerzo de la voluntad.
  • Cuando la voluntad y la imaginación están de acuerdo, no se suman sus efectos, sino que se multiplican.
  • La imaginación puede ser guiada.
                             
En materia de espiritismo, no podemos ocultar las fuentes espirituales que llegan a nuestros cuerpos físicos, por eso decimos que las enfermedades son el resultado de nuestra evolución, de nuestro modo de pensar, de sentir,  de nuestra manera de existir, de nuestro comportamiento social y de nuestras vidas anteriores.

CONCLUSIÓN

Y como conclusión quiero relatar los pensamientos de León Denis, 3) en su libro “El problema del Ser y del destino” Capitulo XXIV: La disciplina del pensamiento y la  reforma del carácter,  expresa: “El pensamiento es creador y no obra solamente alrededor nuestro, influenciado a nuestros semejantes en bien o en mal, obra sobre todo en nosotros”.

Modelamos nuestra alma y su envoltura con nuestro pensamiento.

Recordemos que el pensamiento es uno de los lenguajes por los que el espíritu se manifiesta y junto con el sentimiento, conforman una acción que fortifica o debilita energéticamente a nuestro ser, de acuerdo con la naturaleza de lo que se está pensando y en consecuencia sintiendo”.

De ahí la necesidad de poder educarlo, y para ello es importante saber cómo se disciplina  y se controla”.

Bibliografía:


  1. EL KYB ALION
  2. Emilio Coué.  “El dominio de sí mismo”
  3. León Denis, en su libro “EL PROBLEMA DEL SER Y DEL DESTINO” en el Capitulo XXIV: la disciplina del pensamiento y la  reforma del carácter.